Saltar al contenido

Omelette de acelga y queso

Omelette de acelga y queso

Comer sano es indispensable para gozar de una buena salud. El omelette de acelga y queso es una de las tantas alternativas disponibles para nutrir el organismo y consumir algo delicioso. Es una preparación que permite disfrutar de los beneficios que brinda cada elemento e integrarlos a la alimentación diaria sin que resulte abrumador. Descubre a continuación cómo hacerlo para un rico desayuno.

Ingredientes del omelette de acelga y queso

Similar al de espinacas, el omelette de acelga y queso resalta el sabor del queso con la nutrición del huevo y las acelgas. Para degustarlo y salir de la rutina se necesita:

  • 2 huevos por persona.
  • Una taza de hojas de acelga frescas y limpias.
  • Cebolla, ajo, orégano, perejil y cilantro fresco.
  • Aceite de oliva, Sal y pimienta.
  • Queso en la cantidad deseada.

Se pueden incluir ingredientes de gusto personal, por ejemplo, un poco de cúrcuma, saborizantes de verduras, nueces, entre otros. Lo ideal es que integre los elementos favoritos de cada comensal.

Preparación del omelette de acelga y queso

Un aspecto positivo del omelette de acelga y queso es que es sencillo y rápido de preparar. Además, se cocina en pocos minutos. Para ello solo se necesita:

  • Blanquear las espinacas en agua hirviendo con sal por dos minutos. Luego se retira del fuego y se escurre.
  • En un bol aparte se baten los huevos y se le añade los ingredientes deseados. Por ejemplo, cebolla picada, ajo triturado, orégano y perejil.
  • En una sartén caliente, se coloca un poco de aceite y se esparce por toda la superficie.
  • Luego, se añade la mezcla del huevo y, en lo que tome consistencia, se añade las acelgas blanqueadas y el queso rallado o en trozos.
  • Al notar que está bien cocido, se voltea con mucho cuidado para que no se desarme.
  • Se sirve, decora con cilantro fresco y listo. Es ideal para acompañarlo con pan tostado.

En conclusión, el omelette de acelga y queso es una preparación rápida, baja en grasas y calorías. Sirve para disfrutar en un desayuno, comida o cena sin remordimiento. Lo mejor de todo, se pueden incorporar elementos de preferencias y seguir siendo saludable.