Saltar al contenido

La importancia de la diuresis: ¿Cuáles son los mejores alimentos diuréticos?

alimentos diureticos

Hay personas que tienen dificultad para eliminar el exceso de líquido o que tienen dificultad para orinar y por diferentes razones tienen que ingerir diuréticos sintéticos, pero tomarlos durante mucho tiempo o sin supervisión médica puede crear graves problemas para los riñones.

Sin embargo, la solución aguarda más cerca de lo que nos pensamos: los alimentos diuréticos. Hoy os mostramos qué es la diuresis, cuál es el papel de los alimentos diuréticos y cuáles son los más eficaces para el drenaje de líquidos.

Por qué es importante promover la diuresis

Dentro de las veinticuatro horas que tiene el día, el organismo humano es capaz de producir entre mil y dos mil ml de volumen de orina. Cualquier variación en este sentido se debe a factores externos (entorno y estilo de vida) o internos (insuficiencia renal, por ejemplo).

alimentos diureticos

Tipos de producción de orina

Más concretamente podemos decir que, en las personas cuya producción de orina se reduce a la mitad (oliguria con reducción a unos 500 ml de orina en veinticuatro horas) existe un riesgo real de padecer cálculos renales. Sin embargo, en el caso de la poliuria ocurre exactamente lo contrario: se produce un aumento de la diuresis equivalente a un volumen total de dos litros o más en veinticuatro horas. La poliuria conforma uno de los síntomas de las personas diabéticas.

La escasa emisión de orina se denomina anuria y es un signo de deterioro de la función hepática, mientras que la nicturia es un trastorno típico en los hombres y las personas que sufren de insuficiencia cardíaca. Este trastorno puede causar muchas otras molestias porque la emisión de orina tiene lugar casi por la noche, lo que perturba el sueño, por lo que tener una diuresis regular es un signo de un estado de bienestar que debe preservarse el mayor tiempo posible.

La importancia de la diuresis

Así pues, la expulsión correcta de la orina es una de las señales más importantes del cuerpo, que debe ser observada y controlada cuidadosamente. El mecanismo que permite que la orina sea producida, transformada y transportada a la vejiga para ser expulsada es largo y complejo.

En este punto entra en juego la aldosterona (una hormona esteroide, el colesterol, fundamental en este proceso y producida por la glándula suprarrenal). Interviene en el equilibrio de la producción de la diuresis regulando la ingesta, reabsorción y expulsión de sodio y potasio.

Por consiguiente, la liberación de aldosterona depende de la cantidad de sodio plasmático que contiene el plasma y de la activación del sistema de renina-angiotensina-aldosterona para la concentración en lugar del potasio plasmático. Por esta razón juega un papel fundamental en el equilibrio renal.

El peligro de los diuréticos sintéticos

Los diuréticos se encargan de eliminar el exceso de fluidos y sales del cuerpo aumentando la diuresis al estimular el trabajo renal.

Si bien es cierto que el uso de estos diuréticos es necesario ante patologías importantes como la hipertensión arterial o las enfermedades cardíacas, la realidad es que su consumo debe ser controlado y autorizado por el médico; un uso inadecuado y prolongado puede provocar fenómenos adversos como deshidratación, caídas repentinas de la presión arterial, falta de minerales y, por tanto, debilidad excesiva o injustificada y problemas cardíacos (arritmias).

Alimentos diuréticos: La naturalidad de sentirse bien

Tal y como adelantábamos al principio, la solución está mucho más cerca de lo que nos pensamos: hay algunos alimentos que tienen propiedades diuréticas en la naturaleza. Esto significa que tienen propiedades naturales de drenaje a favor de un mayor flujo de orina.

Es esencial, de hecho, favorecer la eliminación de toxinas si nuestro organismo no es capaz de hacerlo espontáneamente por sí mismo a través de la diuresis; ser consciente del funcionamiento de nuestro cuerpo y estar atento a las señales que nos envía para hacer prevención y así mantener en buen estado todo el «motor de nuestro coche» depende en exclusiva de nosotros. Sí, al igual que en un coche, debemos intervenir donde puedan surgir problemas antes de que un simple malestar se convierta en algo más grave.

Problemas renales

Una de las partes a la que más atención debemos prestar en este sentido es al lugar en el que se alojan dos pequeños pero fundamentales órganos: los riñones. La disminución de la diuresis asociada a problemas de retención, celulitis e hinchazón podría estar relacionada con un mal funcionamiento de estos elementos.

El exceso de proteínas en la dieta diaria y la baja ingesta de agua y líquidos en general deben tenerse en cuenta como algunas de las causas más comunes de problemas en el riñón junto con el consumo de sal en dosis que superan las necesidades, así como también el consumo de azúcar.

Soluciones naturales: Los mejores alimentos diuréticos

Para superar este problema de manera simple e inmediata, se debe reducir el consumo de estos dos alimentos que llevan al cuerpo a retener líquidos de manera anormal. Por eso en nuestra «terapia anti-retención» debemos recurrir a una corrección de nuestra dieta, antes de utilizar diuréticos sintéticos. De hecho, hay alimentos esenciales para promover ese mecanismo de atascamiento momentáneo que nos hace hincharnos como un globo. La comida es la cura más natural e inofensiva para el problema de la retención de líquidos, y la tenemos al alcance de la mano.

Fruta en general y sandía y piña en particular

La fruta en general cuenta con numerosos y esenciales beneficios para el correcto funcionamiento del organismo, como sus altos contenidos en fibra para mantener un buen equilibrio intestinal; sus altos contenidos en agua hacen de la fruta una opción ideal para combatir los problemas asociados con la retención de líquidos. La sandía y la piña, en concreto, son conocidas por sus virtudes diuréticas y son quizás las más utilizadas para este propósito.

alimentos diureticos

Lechuga

La lechuga es rica en betacaroteno y contiene buenas cantidades de minerales como el magnesio y el potasio, útiles para el buen funcionamiento de los riñones. Rico en hierro y ligeramente laxante, también actúa suavemente sobre el intestino regulando el peristaltismo intestinal sin fenómenos adictivos.

lechuga

Zanahoria

Las zanahorias son antioxidantes y contienen betacaroteno (vitamina A con actividad fitoestrógena). No todo el mundo lo sabe, pero estas raíces naranjas son capaces de actuar no sólo en la mejora de la vista, sino también en la producción de leche materna. La alta concentración de minerales lo hace adecuado para fortalecer el sistema inmunológico. Limpia la sangre, purifica el hígado y tiene una importante acción diurética. Además, actúa sobre la piel y las membranas mucosas como un poderoso hidratante, aliviando las inflamaciones.

zanahoria

Brócoli

El brócoli también cuenta con potentes cualidades que persuadirán hasta los paladares más difíciles. ¿Cuáles? La actividad antitumoral debería ser suficiente motivo para estimular el consumo de brócoli al menos tres veces por semana. El brócoli es, además, una mina de minerales y conforma una opción excelente para los que tienen problemas asmáticos o de úlceras. La acción antioxidante y la acción diurética y protectora de la tiroides hacen del brócoli una introducción obligatoria en los hábitos alimentarios.

brocoli

Hinojo

El hinojo es una verdura con fuertes propiedades diuréticas y desinflamatorias. Para aprovechar todos sus beneficios se debe comer cruda en una ensalada, al vapor o en forma de infusión.

hinojo

Espárrago

El espárrago es una de las verduras con mayor acción diurética; es, además, responsable del típico olor fuerte que sale de la orina después de consumirlo. Son muy buenos para contrarrestar la retención de agua, pero no siempre son adecuados para los que sufren de enfermedades o cálculos renales.

Esparragos

Cebolla

La cebolla, además de sus propiedades desinfectantes, es un buen diurético, previene y mitiga los dolores asociados con la gota y cuenta con una importante acción purificadora del organismo.

cebolla

Vinagre de manzana

El vinagre de manzana combate la retención de agua. Es rico en hierro y puede utilizarse para prevenir calambres, especialmente en los atletas. El vinagre de manzana es, en cualquier caso, un alimento de tipo ácido, por lo que su uso debe estar contenido en los usos y cantidades permitidas para no crear un desequilibrio ácido/básico en el cuerpo.

vinagre de manzana

Té Verde

El té verde es uno de los alimentos más conocidos y apreciados por sus numerosas cualidades y beneficios sobre la salud de nuestro organismo (es adelgazante, antioxidante y diurético), por lo que su consumo emerge como una opción fantástica para mantener nuestro cuerpo en perfectas condiciones.

te verde