Cargando

Type to search

Recetas

Flan de queso con coliflor

Grupo Lucas diciembre 7, 2018
Compartir

Es normal querer innovar siempre a la hora de cocinar, probar cosas nuevas y añadir ingredientes que antes no nos atrevíamos, pero muchas veces usar la menor cantidad de elementos posibles puede ser el secreto para causar sensación, y el flan de queso con coliflor se apega perfectamente a esta filosofía.

Crear un plato exquisito y que logre ser del gusto de la mayoría es saber combinar los ingredientes de tal modo que logren tener armonía entre sí, continua leyendo para que descubras como realizar este delicioso flan.

Ingredientes

  • 200 gr de queso parmesano rallado.
  • 150 gr de coliflor.
  • 100 ml de leche
  • 1 litro de caldo de verduras.
  • 1 cucharada de aceite de oliva extra virgen.
  • 2 huevos.
  • Sal al gusto.
  • Pimienta al gusto.

Esta preparación es perfecta para una porción de 4 personas.

Preparación del flan de queso con coliflor

  • Lo primero que debes hacer es batir los huevos, deben tener una textura esponjosa, pero sin llegar hasta el punto de nieve, y déjalos reservados en la nevera mientras realizar el resto del procedimiento.
  • Asegúrate de lavar muy bien la coliflor antes de usarla, córtala en trozos pequeños.
  • Cocínala en una olla junto al caldo de verduras a fuego medio. Debe quedar con una textura muy blanda, si es necesario agrega más caldo de verduras o agua sazonada con una pizca de sal.
  • Sin dejar que enfrié crea un puré, cuidando de no dejarle grumos. Colócalo en una batidora y remueve un par de minutos para asegurarte de obtener una mezcla homogénea.
  • Calienta la leche, no debe estar demasiado caliente.
  • Poco a poco añade el queso rallado y los huevos que habías batido con anterioridad y la leche tibia.
  • Sazona la mezcla con sal y pimienta a tu gusto.
  • Vierte todo en los moldes especiales para flan.
  • Mételos al horno, el cual debe estar precalentado a 180 grados, durante unos 20 minutos, si los sientes muy blandos espera un par de minutos más.

¿Con qué acompañamiento se puede comer?

Si quieres que haya un buen contraste de texturas y sabores lo mejor es una ensalada sencilla, preferiblemente cruda. La rúcula y la espinaca quedan muy bien con este plato, con unos tomates cherry para agregar algo de color a la mesa y un vinagre balsámico para un toque salado.

Un pequeño consejo al cocinar los trozos de coliflor para que estos adquieran un mejor sabor, una vez que lo hayas lavado bien, humedécelo con un agua aliñada con ajo por un par de minutos.

Artículo anterior