Saltar al contenido

El Mindfulness y la comida consciente

Los métodos tradicionales utilizados para reducir el exceso de peso y promover la regulación del peso saludable no siempre tienen éxito. Entre los enfoques integrales podemos elegir aplicar la conciencia en la aceptación sin juicios de la vida, especialmente a la hora de la comida.

En esta línea, emerge una práctica novedosa que involucra la conciencia plena de los sentimientos y los pensamientos mediante el arte de la meditación. Así pues, el Mindfulness es, más que una técnica, una forma de vida que puede disfrutarse en cualquier ámbito del día a día, especialmente en el de la alimentación, con magníficos resultados.

mindfulness y comida consciente

Historia y origen del Mindfulness

Mindfulness es un término inglés que se refiere a la capacidad de detenerse y concentrarse en sus sentimientos. El término se traduce a una palabra en el lenguaje Pali que significa atención consciente. La atención consciente saca mucho de las prácticas budistas y de la educación emocional. La concienciación se logra mediante una verdadera educación en la práctica meditativa.

Jon Kabat-Zinn, un profesor de medicina que ha hecho una efectiva integración terapéutica con la atención, la define como: «tomar conciencia y vivir en armonía con uno mismo y con el mundo entero. Implica una auto-evaluación, cuestionando nuestra visión del mundo, nuestra posición en él, y la apreciación de la plenitud de cada momento de nuestra existencia. Se trata, sobre todo, de mantener el contacto con la realidad» (Kabat-Zinn, 1997).

Los beneficios del Mindfulness

Se aprende a observar y reconocer los pensamientos dañinos, que no permiten la evolución interior de la persona o, en términos budistas, no permiten «la revolución humana». La conciencia emocional se combina con una nueva forma de estar en el propio cuerpo.

Descripción de la técnica

Deténgase y observe, sin juzgar. Hay diferentes tipos de meditación:

  • Meditación sentada;
  • Exploración del cuerpo: es un método que consiste en la rotación sistemática de la atención sobre las distintas partes del cuerpo, centrándose en cada una de ellas;
  • Meditación caminando: una técnica adecuada para aquellos que no saben cómo quedarse quietos, así que mientras caminas tratas de concentrarte con la observación interna;
  • Yoga Consciente: técnica que une la mente y el cuerpo a través de ejercicios específicos

mindfulness

El objetivo, sin embargo, es activar una concentración que no tiene solución de continuidad, permanece tranquila y lúcida. En otras palabras, desarrollar una presencia tranquila y viva.

La fase inicial de este proceso se compone de dos reflexiones: una es una reflexión sobre la intención personal, la otra es una reflexión sobre la motivación. Manteniendo estos aspectos vivos, la práctica se canaliza en el camino correcto.

Comida consciente: Pensar la comida

La alimentación consciente o «Arte de la presencia mientras se come» (es decir, prestar atención a nuestra comida, a propósito, momento a momento, sin juicio) es un enfoque de la alimentación que se centra en la conciencia sensual que todo individuo debe tener hacia la comida. Tiene poco que ver con las calorías, los carbohidratos, las grasas o las proteínas. El propósito de la nutrición consciente no es perder peso, aunque es muy probable que aquellos que adopten este estilo de nutrición terminen adelgazando.

La intención es ayudar a la gente a disfrutar del momento y de la comida y fomentar su plena presencia para la experiencia de comer. El consumo consciente es una aceptación sin prejuicios de los sentimientos físicos y emocionales mientras se come.

mindfulness y comida consciente

Los constructos de la alimentación consciente incluyen el reconocimiento del hambre y la saciedad física para tomar decisiones sobre qué alimentos y cuánto comer, elegir alimentos nutritivos y agradables, no participar en otras actividades mientras se come y conocer las consecuencias de una alimentación poco saludable.

Diferentes tipos de hambre

«Cuando tengas hambre, come». Es más fácil decirlo que hacerlo. Antes de centrar la atención en la conciencia mientras comemos, debemos ser conscientes de lo que nos impulsa a comer.

La gente dice que come porque tiene hambre, pero si se les pide que describan cómo saben que tienen hambre, no pueden responder. Esto se debe a que hay diferentes tipos de hambre, cada uno de los cuales está relacionado con experiencias sensoriales que abarcan el cuerpo en su integridad (mente y corazón).

Gracias a la atención es posible desenredar y separar los diferentes niveles: hambre de los ojos, hambre del tacto, hambre de los oídos, hambre de la boca, hambre del estómago, hambre de la célula, hambre de la mente y hambre del corazón.

Inicialmente la práctica de la alimentación consciente será difícil. Como con todas las cosas, cuanto más lo probemos y practicemos, más familiar se volverá y nos dará conciencia de qué tipo de hambre es el que nos acucia. Comprender este punto es esencial para averiguar qué nos está pasando en ese momento y si la necesidad de comida que precisamos se debe a la carencia o exceso de algún tipo de sentimiento o si, efectivamente, necesitamos energía.

La alimentación consciente en la literatura

La literatura científica emergente sobre la alimentación consciente muestra el éxito en la concienciación y resultados prometedores pero menos robustos con los biomarcadores antropométricos de la regulación del peso saludable. La alimentación consciente es un enfoque emergente de la regulación del peso saludable que tiene el potencial de abordar los desafíos que enfrentan los pacientes con la regulación del peso saludable, pero se necesitan más investigaciones para confirmar qué resultados de salud se verán afectados de manera consistente.

Adecuado para…

Aquellos cuya mente está siempre inquieta o perturbada por pensamientos improductivos. Genial para aquellos que quieren mejorar su magnetismo personal y desarrollar un centro. La técnica permite trabajar en el arraigo incluso a aquellos que por naturaleza tienen una actitud hacia la personalidad errante y volátil.

Adecuado, asimismo, para aquellos que quieren desarrollar nuevas tendencias, abandonar los automatismos, validar nuevas habilidades.

¿Dónde se practica hoy en día el Mindfulness?

Nació en 1979 de una idea de Jon Kabat Zinn de la Facultad de Medicina de la Universidad de Massachusetts, y se practica en muchos hospitales de los Estados Unidos y Europa: de hecho se utiliza como analgésico para diversas formas de dolor crónico, y también en casos de anorexia y bulimia.