Saltar al contenido

Deliciosas patatas con perejil

Deliciosas papitas con perejil

Las papas son conocidas por ser un alimento versátil que se ajusta a cualquier preparación y gusto de cada comensal. Son amadas por los niños y el complemento ideal para introducir la cantidad justa de carbohidratos en la dieta. A continuación, descubre cómo hacer unas deliciosas papitas con perejil y déjate sorprender por lo deliciosa que pueden ser.

Cómo hacer unas exquisitas papitas con perejil

Las papitas con perejil son un excelente acompañante de pollo, pescado o carne. Lo mejor de todo es que su preparación es muy sencilla. Para aprovechar todo su sabor solo necesitas:

  • Limpiar, lavar y pelar correctamente la cantidad de papas que de deseas cocinar.
  • Llevarlas a hervor durante unos minutos hasta que estén blandas.
  • Se deben colar y retirar completamente el exceso de agua.
  • En una sartén, se debe derretir dos cucharadas de mantequilla y añadir una taza de perejil picado finamente.
  • Antes de retirar del fuego, añadir las papas cocidas y mezclar hasta que se integren los sabores.

A esta receta se le puede agregar, además del perejil, eneldo, cilantro, albahaca y otras hierbas aromáticas. También, un poco de queso crema para realzar el sabor.

Papitas con perejil al horno

Existe una versión más ligera de las papitas con perejil, ideal para aquellas personas que cuidan la salud y la figura. Para estos casos se necesita:

  • La cantidad de papas que se desean cocinar, limpias y peladas.
  • Precalentar el horno a 180º.
  • Colocar en una bandeja para horno y añadir las papas, 1 cucharada de aceite, media taza de perejil picado finamente, una cucharada de mantequilla a temperatura ambiente, sal y pimienta recién molida.
  • Untar las papas con el resto de los ingredientes hasta que se integren completamente.
  • Llevar al horno y cocinar por 50 minutos o hasta que estén cocidas.
  • Servir calientes con cualquier acompañante.

En conclusión, unas deliciosas papitas con perejil es el complemento perfecto para una carne a la parrilla o un pescado al horno. Se puede realzar su sabor añadiendo otras especias y un poco de ajo molido. La creatividad es el límite al momento de cocinar.