Saltar al contenido

Conoce la mejor forma para limpiar las frutas y verduras

No es un secreto para nadie que limpiar las frutas y verduras de forma adecuada es de vital importancia, ya que estas están constantemente expuestas a bacterias, que fácilmente podrían causar graves infecciones. Aunque vivimos en una sociedad que posee altos y buenos parámetros de salubridad alimentaria, sujetarnos a ellos no es suficiente para garantizar nuestra salud.

De hecho, la agencia de consumo, seguridad alimentaria y nutrición (AECOSAN), ha especificado en numerosas ocasiones que los agentes que podemos encontrar en el medio ambiente, como el polvo, suelo, entre otros, hacen que sea una tarea sencilla encontrar en las verduras y frutas microorganismos patógenos, sin mencionar los pesticidas que estos pueden contener. Por ello, su principal recomendación siempre ha sido limpiar las frutas y verduras de forma cuidadosa y adecuada.

Limpiar las frutas y verduras conserva mejor sus nutrientes

A pesar de que existen especificaciones para limpiar de mejor forma las frutas y verduras, de las cuales hablaremos más adelante, hay reglas generales que debes saber y puedes aplicar para asegurar una mejor limpieza. En primer lugar, es importante que el lavado con agua sea alrededor de toda la fruta o verdura y no solo en una sección.

Algunas personas creen que limpiar las frutas y verduras hace que estas pierdan sus nutrientes, pero esta creencia es errónea. Muchos especialistas aseguran que lavar de forma adecuada los alimentos, no afecta en absoluto su nivel de nutrientes, más bien ayuda a eliminar las bacterias y los componentes dañinos de su exterior que podrían afectar nuestro organismo.

Algunos consejos generales

Ahora bien, entre los consejos generales para limpiar las frutas y verduras de manera adecuada, es importante cumplir este: Lava tus manos antes de manipular cualquier alimento, limpia comenzando por lo limpio. Lo ideal sería lavar tus manos durante unos 20 segundos, con un buen jabón.

Además, los utensilios que se vayan a utilizar durante la preparación del alimento deben estar también limpios, para así evitar que estos contengan bacterias y restos de contaminación.

Ahora bien, otro consejo importante es que evites usar jabón o detergentes para la limpieza de los alimentos, ya que estos son químicos dañinos, que, como bien sabemos, no se pueden ingerir. Lo ideal es limpiar las frutas y verduras con el agua de forma adecuada sin necesidad de utilizar productos extras, pues el agua es útil para eliminar una gran parte de la contaminación, que estas podrían tener en su exterior.

¿Cómo limpiar los vegetales de hoja?

Como bien sabemos, hay ciertas especificaciones de limpieza para cada tipo de fruta y verdura, que diremos a continuación. En este caso hablaremos de los vegetales de hoja. Elimina las hojas que se encuentren en el exterior del vegetal, en caso de que estén dañadas o muy sucias. Luego, lava cada hoja individualmente, para colocarlas en un recipiente con agua y vinagre durante unos minutos. Finalmente, sécalas con papel de cocina, y listo.

¿Cómo limpiar raíces y tubérculos?

Entre las raíces y tubérculos podemos encontrar los rábanos, las papas, zanahorias, entre otras. Para limpiarlos de forma adecuada, solo debes enjuagarlos, para posteriormente pelarlos y finalmente volver a lavarlos bajo el agua.

¿Cómo limpiar vegetales frágiles?

Este tipo de vegetales deben sumergirse en agua por un par de minutos, luego hay que lavarlos nuevamente bajo el agua, y finalmente puedes proceder a secarlos.

¿Cómo limpiar vegetales y frutas de consistencia firme?

En esta sección hablamos de pepinos, peras, manzanas, entre otros, que poseen una consistencia firme. Su limpieza es muy sencilla, pues solo debe lavarlos baja el agua, y frotarlos con un cepillo de ser necesario.

¿Cómo limpiar frutas de gran tamaño?

Aunque el consumo de este tipo de frutas suele ser de su interior y no exterior, siguen estando expuestas a un ambiente contaminado, por lo que limpiarlas nunca está de más. Solo tendrás que lavarlas bajo el agua, secarlas y abrirlas con un cuchillo que esté limpio.

¿Cómo limpiar frutas blandas?

Este tipo de frutas no deben ser lavadas, sino hasta el momento de su consumo. Antes de comerlas, asegúrate de eliminar las impurezas extrañas que puedan tener en su superficie, luego sumérgelas bajo el agua, para finalmente secarlas y disfrutar de su delicioso sabor.