Saltar al contenido

Cómo preparar una crema de lechuga iceberg

Cómo-preparar-una-crema-de-lechuga-iceberg

La lechuga iceberg es conocida generalmente por ser utilizada en la preparación de deliciosas ensaladas. Su alto contenido de vitaminas, nutrientes, además de un agradable sabor la convierten en una excelente aliada para dietas hipocalóricas. Descubre a continuación cómo preparar una crema de lechuga iceberg y sorprende a todos con esta deliciosa receta.

Pasos para preparar una crema de lechuga iceberg

La lechuga iceberg es un vegetal que aporta gran cantidad de agua, por lo que es imprescindible mezclarlo con otros ingredientes. Por ello, para disfrutar de una deliciosa crema es necesario tener en cuenta las siguientes instrucciones:

  • Colocar en una olla aceite de oliva, cebolla picada y ajo. Sofreír y remover hasta que las cebollas estén trasparentes.
  • Seguidamente, se añade caldo de verduras. Si los comensales no son veganos, puede probar con caldo de pollo o carne.
  • Deja hervir por unos minutos, añade la lechuga iceberg y perejil. Este toque ayuda a acentuar los colores para hacerlo atractivo a la vista.
  • Condimenta con sal y pimienta.
  • Retira del fuego y deja enfriar. Luego vierte la mezcla en la licuadora o con una batidora se procesa hasta que quede homogénea.

Puedes añadir calabacín, papas, leche y queso, todos aquellos ingredientes con los que te sientas a gusto. Esto ayudará a disfrutar de una textura más cremosa.

Beneficios de consumir crema de lechuga iceberg

Los beneficios de consumir lechuga iceberg en cualquiera de sus presentaciones consisten en disfrutar de sus propiedades. Algunas de las más destacadas son:

  • Es un ingrediente bajo en calorías, ideal para favorecer la pérdida de peso.
  • Brinda un aporte significativo de vitamina C, folatos, magnesio, calcio y potasio.
  • Tiene propiedades sedantes y relajantes, por lo que consumirla en la cena induce el descanso.

En resumen, preparar una crema de lechuga iceberg es el complemento ideal para una nutrida comida. Se puede acompañar con pescado o pollo a la plancha y puré de papas. Es la forma sencilla de apreciar sus bondades.