Saltar al contenido

Cómo preparar Coliflor Gratinado

Cómo-preparar-Coliflor-Gratinado

Para nadie es un secreto que el coliflor resulta muy práctico de preparar, y es exquisito al paladar cuando se trata de una rica cena o almuerzo. Deléitate preparando coliflor gratinado con las mejores salsas y aprende algunos pequeños trucos en este post.

Para que el coliflor quede bien gratinado y tenga un sabor exquisito, es importante realizar una buena salsa bechamel, para esto necesitas los siguientes ingredientes:

  • 250 gramos de queso crema
  • 1 pizca de nuez moscada
  • Sal y pimienta al gusto
  • 2 cucharadas de harina de trigo
  • Media cebolla picada en juliana.

Preparación:

Es necesario utilizar un sartén anti-adherente para así evitar que se queme la salsa, y una cucharilla de madera para remover durante la preparación.

Si ya tienes los implementos anteriores, comienza calentando el sartén con una cucharada de mantequilla, seguidamente, colócale los 250 gramos de queso crema y remueve con la cucharilla de paleta para así evitar grumos. Continúa agregándole 2 cucharadas de harina de trigo, sigue removiendo constantemente, ahora agrégale la media cebolla, sal y  pimienta al gusto, por último, una pizca de nuez moscada.

Un truco para que te quede al punto la salsa es que debes remover constantemente, mantener la hornilla a  fuego lento, la textura de la salsa debe quedar con un espesor fino no muy grueso.

Si observas que el aspecto de la salsa es similar al de una leche condensada, es el momento de apagar el fuego.

Ahora sí, ya tienes el primer paso listo para continuar realizando el gratinado, para el siguiente paso debes tener lo siguiente:

  • Un molde para hornear
  • Horno precalentado a 180 grados
  • 200 gramos de queso parmesano
  • 200 gramos de queso mozzarella
  • 1 coliflor.

Preparación:

Lava bien él coliflor, preferiblemente déjalo remojando con un poco de agua y vinagre, luego, escurres el coliflor y lo picas en trozos medianos.

Procede a cocinarlo con un poco de agua y sal hasta que esté blando, después escúrrelo  bien.

Al molde para hornear, colócale una cucharada de mantequilla y espárcelo por todo el molde con una servilleta, esto se realiza uniformemente sin que queden espacios libres, por último, agrégale una cucharada de harina de trigo y aplícasela por todo el molde, de tal modo que se adhiera a la mantequilla.

Ahora, agrégale la salsa bechamel, y finalmente el queso parmesano y mozzarella. Hornéalos por algunos minutos hasta que tengan una apariencia crujiente y estén derretidos. De esta forma tan sencilla puedes realizar los mejores gratinados y disfrutar de una comida sana y diferente.