Saltar al contenido

Cómo hacer pesto de perejil y ajo

Cómo hacer pesto de perejil y ajo

¿A quién no le gusta un delicioso pesto de albahaca y ajo? Esta delicia italiana se ha robado el corazón de muchos integrándolo a exquisitas pastas. Sin embargo, existe una versión a base de perejil que la sustituye muy bien, dando el protagonismo que el ajo se merece. A continuación, descubre cómo hacer pesto de perejil y ajo para sorprender a amigos y familiares.

Ingredientes del pesto de perejil y ajo

El pesto de perejil y ajo es una excelente versión del pesto italiano tradicional. Esta noble hierba le confiere un sabor delicado, suave y muy aromático. Para prepararlo solo se necesita los siguientes ingredientes:

  • Una taza o 150 gramos de hojas de perejil.
  • 2 o 3 dientes de ajo.
  • Aceite olivas en la cantidad necesaria, aproximadamente 3 o 4 cucharadas.
  • Sal.
  • 3 cucharadas soperas de queso parmesano.
  • 6 nueces que se pueden sustituir por almendras o piñones.

La fórmula es la misma, solo que se intercambia las hojas de albahaca por el perejil. En esta receta se evita añadir los tallos con el fin de no amargar la preparación.

Preparación del pesto de perejil y ajo

Preparar pesto es muy sencillo y lo mejor de todo se hace en un mínimo de tiempo. Además, se puede ajustar a los gusto de cada comensal incrementando o reduciendo algún elemento de la receta. Para hacerlo es necesario:

  • Lavar correctamente el perejil y dejarlo secar.
  • Incorporar los elementos a la licuadora o procesador de alimentos, el perejil, el ajo, las nueces, el queso y la sal.
  • Empezar a mezclar mientras se añade el aceite en forma de hilo para que todos los ingredientes se vayan emulsionando.
  • Cuando tome una consistencia homogénea o al gusto está listo. Se sirve con lo que desees.

Una opción mucho más tradicional es tomar un mortero y triturar el perejil con el ajo y los demás ingredientes.

En resumen, hacer pesto de perejil y ajo es una delicia que puedes acompañar con pastas y ensaladas. Posee un gusto mucho más intenso con una textura más suave. Pruébalo, verás que no te arrepentirás.