Saltar al contenido

Cómo hacer jugo de perejil

Cómo-hacer-jugo-de-perejil

Desde la antigüedad, el perejil ha sido una de las plantas más usadas en la gastronomía y en la medicina. Sus propiedades medicinales usadas ampliamente por los griegos, se extienden a la actualidad integrando diversas preparaciones. Se usan todas las partes de la planta, por lo que es muy versátil. En esta ocasión aprende cómo hacer jugo de perejil para disfrutar de una bebida refrescante y nutritiva.

Pasos para hacer jugo de perejil

Hacer un jugo de perejil es muy sencillo. Solo debes recordar preparar la cantidad exacta que vas a consumir, ya que el resto se debe desechar si no se ingiere de inmediato. Las cualidades y propiedades se pierden al poco tiempo de preparado. Para degustar una deliciosa receta solo debes:

  1. Lavar correctamente el vegetal bajo el agua fría. Puedes dejar remojando unos minutos para eliminar restos de tierra u otro tipo de contaminante.
  2. Trocea en partes pequeñas el mazo de perejil, de esta manera será más sencilla la preparación.
  3. Lleva a la licuadora y añade un toque de agua.
  4. Endulza al gusto, si así lo deseas.

Para potenciar los sabores puedes probar añadir piña, zanahoria, manzana, zumo de naranja o limón, entre otros. Además de ser delicioso, el efecto nutritivo será elevado. Se puede consumir a cualquier hora del día.

Beneficios del jugo de perejil

Los beneficios de hacer jugo de perejil se encuentran en la cantidad de vitaminas y nutrientes que tiene este vegetal. Por su gran contenido de agua tiene una acción diurética que incrementa la actividad de los riñones.

Gracias a los niveles de vitamina C, potencia las defensas y refuerza el sistema inmunológico. Asimismo, contiene potasio, lo que ayuda a regular los niveles de tensión arterial.

En conclusión, hacer jugo de perejil es un proceso sencillo que puedes probar en casa. Trae consigo múltiples beneficios que garantizan el bienestar y la conservación de la salud. Es la opción ideal para probar en familia.