Cargando

Type to search

Recetas

Brócoli con ajo y guindilla

Grupo Lucas mayo 22, 2018
Compartir

Aunque el brócoli puede parecer el alimento menos apetecible y más aburrido, la verdad es que con él se pueden hacer una gran variedad de recetas sencillas pero con un sabor alucinante, como es el caso del brócoli con ajo y guindilla, que podréis usar como plato principal o simplemente como acompañante, sobretodo de las carnes y el pescado.

El brócoli con ajo y guindilla es una de las recetas más simples pero deliciosas que se convertirá en indispensables para la mesa. Quienes son capaces de disfrutar los sabores fuertes como el del ajo y guindilla estarán fascinados de probar esta comida.

Para realizar este plato necesitaréis los siguientes ingredientes

  • 1 kilo de brócoli.
  • Guindilla de Cayena.
  • Aceite de oliva virgen extra.
  • 4 dientes de ajo.

Modo de preparación

Lo primero que se debería hacer es lavar muy bien el brócoli y dejarlo secar, se puede usar una centrifugadora de verduras o colocarlo en papel absorbente de cocina, para eliminar el agua. Meterlo al horno durante unos pocos minutos a baja temperatura, también es un método que os podría funcionar.

Cabe destacar que el brócoli no se puede introducir en el microondas, ya que lo deshidrata casi por completo en cuestión de segundos, por ende, se debe evitar hacer esto.

Luego de tener el brócoli listo, se pelan los dientes de ajos y se proceden a laminar. Por otro lado, se le quitan las semillas a las guindillas para evitar que pique demasiado y se comienzan a rebanar ambas cosas en cuadritos pequeños.

Se deja el agua calentando en una cazuela y cuando este hirviendo, se agrega el brócoli para cocinar durante al menos 3 minutos, o hasta que el color del vegetal sea verde brillante, al estar listo se escurre y se reserva en un plato.

En otro sartén grande se coloca a calentar un poco de aceite de oliva, para comenzar a añadir la guinilla y el ajo, luego se remueve sin parar por aproximadamente un minuto, así evitareis que se quemen los ingredientes.

Seguidamente se agrega el brócolis cortado y se mezclan todos los ingredientes durante unos minutos, de esta manera se comenzaran a integrar los sabores a la perfección, para poder obtener un delicioso resultado.

Por último, se condimentan al gusto con sal y pimienta, es necesario que sepáis que este plato puede enfriarse muy rápido, por lo tanto lo mejor es servirlo inmediatamente luego de estar listo.

Estos son algunos tips al momento de preparar brócoli con ajo y guindilla

Para lograr un sabor un poco más picante, se añaden algunas gotas de tabasco al momento de sofreír la guindilla y el ajo en el aceite. Lo primordial es controlar la cantidad de salsa que se utiliza, muchas gotas pueden aportar un sabor verdaderamente intenso a la comida, cosa que puede ser desagradable para algunas personas.

La guindilla no es el único fruto que podéis usar para esta receta, el jengibre es una opción diferente que también se utiliza para darle un sabor fresco. Puede que el jengibre no sea un ingrediente que a todos os gusta, pero realmente se encarga de aportar un sabor completamente nuevo y diferente a lo que se está acostumbrado.

Artículo anterior
Siguiente Artículo

Siguiente Artículo